Es definitivo, le declaro la guerra a la dieta. No es lo mío, no me gustan y me rehuso a seguir un régimen alimenticio en el que la comida rica como el arroz, las papas o las uvas estén prohibidas.

Es cierto que es importante comer sanamente pero creo que el hacerlo nada tiene que ver con eliminar alimentos de la dieta diaria. Las tortillas, el pan, el azúcar, los jugos, las pastas… Todo, además de ser delicioso, es necesario.

Buscando información al respecto, he detectado que muchos sitios pro curvas hablan y dan consejos sobre cómo bajar de peso y no puedo evitar sentirme en conflicto por eso. ¿Que no se trata de promover a la mujer con curvas?

La dieta

Por supuesto que no hablo de comer todo el día gansitos, pero sí de comer lo que te gusta. Ha quedado en el pasado que comemos sólo por necesidad; hoy en día es uno de los placeres compartidos por excelencia.

¿Quién no disfruta ir a cenar pasta a un restaurante italiano con su familia? ¿O se engolosina con una pizza viendo una película en la sala de su casa?

La clave no está en dejar de comer, sino en tener actividad física para mantenerse sano.

Como lo había mencionado antes, el ejercicio no sólo te ayuda a mantenerte en forma, te ayuda a mantenerte feliz, a relajarte y, al mismo tiempo, retarte y a ver lo lejos que puedes llegar si te lo propones. Comer a tus horas y dormir bien también te ayuda mucho en este tema.

En vano es que un sitio hable de mujeres con curvas si sólo publica recetas para bajar los kilitos de más… La idea es sentirte bien aún con esos kilitos, con la celulitis, con el muffin top, con las estrías y sin un thigh gap (el espacio que se hace entre los muslos… Se puso muy de moda el año pasado).

Captura-de-pantalla-2014-11-12-a-las-09.06.42
Fuente: Internet

Ninguna mujer real es perfecta y lo único importante es ser feliz con una misma y mantenerse sana. Si tienes los dos puntos anteriores, ¿qué más puedes necesitar?

Enero es el mes de las dietas, los propósitos y los comienzos. Lejos de empezar la dieta, te reto a empezar a ser tú misma, liberarte de los estándares de belleza que nos han impuesto y de toda aquella idea tonta que te hayan metido en la cabeza a lo largo de tu vida que te haga pensar que no eres bella tal como eres.

Todas somos diferentes y eso es justo lo que nos hace especiales. Tu belleza es única. Ya sean tus pecas, tus hoyuelos, tus piernas gorditas, tu cabello rizado, tus manos impecables, tu nariz chiquita o tus ojos grandes… Eso es lo que te hace hermosa y única.

Valórate, cuídate y ámate. Tu cuerpo, en general, es tu verdadera casa y es la única que tienes en esta vida. Sé quien quieres ser y siéntete orgullosa de ello.

Gracias por leerme, Curvilínea.

Nos vemos pronto.

Te invito a seguir mis pasos en redes sociales.

 Búscame como @yocurvilinea en Facebook, Instagram y Twitter.

¡No te pierdas ningún un post!

La mejor información sobre el mundo curvy a sólo un click. Suscríbete a mi newsletter y recibe información exclusiva de Yo curvilínea.

Odio el spam tanto como tú, tus datos están seguros. Al dejar tu información estás de acuerdo con los términos y condiciones.

Comenta este post:

0

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *