“Ya eres una señora, compórtate como tal”, quedé en shock porque soy una mujer que piensa que el estilo no tiene edad… ¡No quiero ser señora!

Recientemente, alguien escribió por ahí “ya eres una señora, compórtate como tal”… No me conoce, así que asumo que lo dijo por verme en una foto vestida con unos mini shorts, una t-shirt de The Beatles, medias de red y tenis. Pero si el estilo no tiene edad, ¿no? Yo me rehuso a ser una “señora” (por lo menos, en lo que a mi forma de vestir se refiere).

Claro, según la sociedad, soy una señora porque ya tengo un hijo… Y está bien, lo acepto: Soy madre. Pero definitivamente me rehuso a traer el look de mamá de Andy (las que tienen hijos, sabrán de quién hablo) de leggings, camisa pale rose y flats a tono… ¡Jamás!

Yo aspiro a ser una mamá más cool. La mamá que puede vestir a juego con su hijo sin que se sienta rara (sí, aunque sea varón), por ejemplo.

¿No es por mi hijo? Entonces puede ser por mi edad: 33 años bien puestos y muy bien vividos. Pues bien, si ésa es la cuestión sólo me queda decir que, luego de pensarlo mucho, he decidido ser una Forever Young independientemente del pasar de mis años.

Sí, pues, quiero ser una chavorruca en lo que se refiere al vestir… Por lo menos hasta que yo así lo desee.

 

¿Por qué? Porque pasé 30 años de mi vida frustrándome y reservándome el derecho de vestirme como me diera la gana, así que no pienso dejar de hacerlo sólo porque dicen que debo vestirme como “una señora”.

Como lo he dicho antes, la ropa es también una forma de expresión y yo quiero gritar al mundo que soy feliz y me siento bien conmigo misma; que luego de años he hecho las paces con mi cuerpo; que amo la moda, los colores encendidos, los estampados y las prendas ceñidas.

Checa mi vídeo: Cómo usar una falda tableada si eres curvy

¿Cuándo lo decidí? Justo en el momento en el que leí esa frase… Y lo reafirmé el día de ayer, luego de ver a Debbie Harry (y a Blondie) en concierto. Quien reafirmó mi idea: El estilo no tiene edad, la edad es mental y la actitud nada tiene que ver con los años.

¡Gracias por leerme! Finalmente, no olvides dejar tus comentarios abajo y compartir esta publicación en tus redes sociales si fue de tu agrado.

Besos,

Arhe Molina

Get the look

Bomber jacket y lentes de Forever 21 / Tulle skirt DIY / Top de H&M / Bolso de Tommy Hilfiger / Calzado de Andrea

Fotos por Cess Garibay


 

¡Descubre dónde compro mi ropa!

RECIBE DE REGALO MI GUÍA PERSONAL "Las mejores tiendas para comprar ropa plus size en México" al suscribirte a mi newsletter semanal.

Yo curvilínea te informa que los datos personales que proporciones en este formulario serán tratados por Arheli Ivonnet Molina Pérez como responsable de esta web. En Yo curvilínea, tus datos serán utilizados para gestionar el alta a esta suscripción y el envío de boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos y/o servicios propios y de terceros afiliados. Con el fin de mantener nuestra comunicación vía email es importante que aceptes expresamente la incorporación de tus datos en mi lista de contactos. Los datos proporcionados estarán alojados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing (Politica de privacidad de Mailchimp). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando una solicitud a info@yocurvilinea.com.mx, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información detallada en Protección de Datos y Política de privacidad.

Comenta este post:

You May Also Like