Quizás es hora de explorar un nuevo modelo de salud y bienestar. Atletas plus size se han alejado del modelo predeterminado de “ser delgado lo es todo”.

Nota de Huffpost.com por Louise Green, fundadora de Body Exchange

Cada año, millones de personas hacen sus resoluciones de Año Nuevo con la esperanza y promesa que este año será mejor que el anterior.  Los propósitos que encabezan la lista son la pérdida de peso y el ejercicio. 

Las normas occidentales glorifican el cuerpo delgado, haciéndonos creer que si sólo perdiéramos esos kilos de más, seríamos más felices, más atractivos y más queridos. Las imágenes son tan generales que se han convertido en nuestro deseo programado de manera predeterminada.

Además de lo anterior, la publicidad de enero seduce a millones de personas, invitándolos a comprar todo tipo de productos y servicios con titulares como “Año nuevo, nuevo yo”. No hay escapatoria.

“Obtén abdominales planos en 30 días”.

“Pierde esa lonjita en 12 sencillos pasos”.

 “Baja dos tallas de vestido en dos semanas”. 

“Los secretos de la dieta de la estrella de cine revelados”.

Penosamente, las principales revistas de salud promueven prácticas insostenibles e insalubres a millones de personas que aspiran a perder peso.

Luego de unas semanas, esas resoluciones comienzan a tambalearse lentamente y convertir a nuestra esperanza en un ciclo desesperado de intentos y fracasos, lo que disminuye nuestra autoestima a medida que no alcanzamos nuestros propósitos.

Febrero es un punto fundamental para las resoluciones de Año Nuevo. A menudo es considerado el día D, ya que muchas de nuestras autodeclaraciones comienzan a desaparecer.

Psychology Today publicó un artículo que analiza la tasa de éxito de las resoluciones, y los resultados no son prometedores: “Las dos primeras semanas generalmente van muy bien, pero en febrero la gente comienza a reincidir y  para el siguiente mes de diciembre, la mayoría de las personas están de vuelta donde empezaron o incluso más atrás”. 

El profesor de psicología Peter Herman y sus colegas han identificado algo que denominan “síndrome de falsa esperanza”, lo que significa que las personas establecen propósitos que son poco realistas y no están alineados con su visión interna de sí mismas.

En otras palabras, es difícil convertirse en algo que simplemente no puedes concebir que es posible.

Esta afirmación es altamente aplicable a la pérdida de peso debido al ciclo crónico que muchos de nosotros hemos vivido, perdiendo y ganando peso continuamente.

Lamentablemente, la investigación no es más prometedora, especialmente cuando se refiere a la pérdida de peso a largo plazo: Sólo un bajo porcentaje de personas que hacen dieta se mantienen en su peso objetivo durante cinco o más años cuando se recurre únicamente a métodos comerciales para perder kilos.

A pesar de todos los intentos fallidos, la pérdida de peso comercial sigue siendo un gran negocio y genera más de $ 20 mil millones al año sólo en los Estados Unidos.

ABC News informó que 108 millones de personas en este País intentan hacer una dieta cada año y de esas personas, la mayoría hace entre 4 y 5 intentos en 12 meses.  El 85 por ciento de estas personas son mujeres. El fracaso repetido puede tener consecuencias devastadoras para nosotras. 

Con esta gran evidencia, quizás es hora de explorar un nuevo modelo de salud y bienestar.

Expertos en salud innovadores están comenzando a alejarse del modelo predeterminado de “ser delgado lo es todo”. Cada vez más escuchamos a investigadores acreditados y a los medios de comunicación que el fitness y la salud no siempre significa alcanzar la delgadez o el llamado “cuerpo perfecto”.

Las siguientes atletas plus size fomentan formas en que se puede alcanzar la salud y el bienestar para que, finalmente, podamos celebrar cada uno de los cuerpos. Estas expertas apoyan un modelo en el que  el éxito puede medirse, no en kilos; sino en el esfuerzo por lograr la versión más saludable ti misma. 

Me complace colaborar con estas expertas fitness líderes que no sólo desafían la norma cultural, sino que, juntos, lideramos una revolución de la salud y la diversificación de la talla en el deporte en todo el mundo.

Aquí hay siete consejos de las mejores atletas plus size en el mundo (incluyéndome):

Este post es parte del contenido exclusivo Curvilínea Balance.

Para ver el video y leer el contenido completo, accede a tu cuenta. Si aún no estás registrada, puedes hacerlo aquí.


¡Descubre dónde compro mi ropa!

RECIBE DE REGALO MI GUÍA PERSONAL "Las mejores tiendas para comprar ropa plus size en México" al suscribirte a mi newsletter semanal.

Yo curvilínea te informa que los datos personales que proporciones en este formulario serán tratados por Arheli Ivonnet Molina Pérez como responsable de esta web. En Yo curvilínea, tus datos serán utilizados para gestionar el alta a esta suscripción y el envío de boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos y/o servicios propios y de terceros afiliados. Con el fin de mantener nuestra comunicación vía email es importante que aceptes expresamente la incorporación de tus datos en mi lista de contactos. Los datos proporcionados estarán alojados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing (Politica de privacidad de Mailchimp). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando una solicitud a info@yocurvilinea.com.mx, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información detallada en Protección de Datos y Política de privacidad.

Comenta este post:

You May Also Like