¿Sabías que la industria textil es una de las más contaminantes? Luce increíble y cuida el planeta con la moda sustentable y ropa de segunda mano.

Si bien en este blog amamos la moda, también es importante que sepas que estoy al tanto de lo mucho que contamina esta industria. Y me preocupa. ¿Cómo armar looks increíbles sin afectar el medio ambiente? La moda sustentable puede ser el camino.

¿Sabías que confeccionar unos jeans requiere alrededor de 7,500 litros de agua? Esto es el equivalente de lo que un ser humano consume en 7 años.

Desde hace tiempo, he empezado a manejar conceptos clave para iniciar mi transición a una vida más consciente: El peso del estilo vs. la moda, el conocerte para comprar inteligentemente y hasta el impacto que tiene esto en tu bolsillo.

Comprar ropa trendy a un bajo costo puede resultar muy atractivo pero, ¿qué implica adquirirla?

La industria del fast fashion te da la oportunidad de adquirir a un precio ridículamente más económico una prenda que es prácticamente copia y calca de aquella que viste en las pasarelas más importantes… Desafortunadamente, la huella ambiental que esto deja es enorme.

La pandemia nos hizo cuestionarnos todo: Hábitos, costumbres y, por supuesto, lo que estamos haciendo con el planeta, y puso en la mesa la interrogante: ¿Vale la pena tener el clóset lleno de clones al costo que sea? 

Y es que la industria de la moda ocupa el segundo lugar en contaminación ambiental;  es por eso que las firmas de moda y las marcas más importantes han comenzado a replantear su papel en la sociedad.

Personalmente, siempre he estado abierta a conocer y experimentar nuevas formas de vivir la moda: Al principio, comprar en cuanta tienda de tallas grandes abriera era mi mayor pasatiempo pero, conforme ha pasado el tiempo y ha evolucionado mi estilo personal, me doy cuenta que no es necesario tener un armario desbordado para verte bien en todo momento.

Moda sustentable, ropa de segunda mano y reciclada: ¿Cuál es mejor para mí?

Si no estás tan familiarizada con estos términos o no estás convencida de ir por este camino, sigue leyendo y descubre de qué va cada una y sus diferentes ventajas. 

Moda sustentable

ropa de segunda mano y moda sustentable

Foto de Cherie Birkner en Unsplash

Poco a poco, esta corriente se ha abierto paso para tener un lugar en la industria. Cuando hablamos de “moda sustentable”, inmediatamente nos viene a la cabeza la palabra “ecología” pero en términos más exactos, se refiere a la posibilidad de producir prendas y usar indumentaria sin contaminar o generar daño al medio ambiente.

La conciencia ambiental es más que una tendencia, es nuestra nueva realidad. Si no paramos ahora de acumular ropa que en unos meses será basura porque “ya no estará a la moda”, el daño que le haremos a nuestro planeta será irreparable. 

La moda sustentable no sólo implica reducir la huella de carbono, también habla de responsabilidad social; es decir, del comercio justo a productores locales y de tomar en cuenta la cadena de producción: Desde las materias primas y la manufactura, hasta el transporte y el almacenaje.

Ante las exigencias del mercado, cada vez son más las firmas de moda que se suman al movimiento utilizando textiles y materiales reciclados para así ofrecer a sus clientes lo mismo en cuestiones de diseño y calidad pero en versión eco-friendly.

En México, a diferencia de Europa, la moda sustentable ha crecido gracias a los nuevos diseñadores y marcas que son socialmente responsables y amigables con el ambiente. Actualmente, tenemos un mercado en crecimiento en el que también participan comunidades indígenas y artesanos locales.

5 tips para ser fashionista sustentable:

1.Incentiva el comercio local

Si  vas de paseo a algún pueblo mágico o a algún rincón de los que nos ofrece nuestro bello País, consume lo que ahí se produce. Visita tiendas de productos artesanales, te aseguro que te sorprenderán los tesoros que puedes encontrar ahí.

2. Di sí a los básicos

No se trata de dejar de consumir para siempre prendas en tendencia (yo tampoco podría), pero sí de lograr un equilibrio. Puedes adquirir una prenda al último grito de la moda de vez en cuando y, en cambio, optar por más básicos atemporal que igual te sirven mañana y en 3 años. Por ejemplo, un buen par de jeans, una blusa blanca o un little black dress.

3. Compras responsables

Trata siempre de investigar e indagar sobre el proceso de producción y manufactura por el que paso tu prenda. Poco a poco conocerás nuevas marcas y nuevos diseñadores ad hoc a tu nuevo lifestyle.

4. Segunda vida

Permite que alguien más le dé una segunda vida a las prendas que ya no usas. Si sientes que ya combinaste esa blusa con todo lo que pudiste y ya no te ves en ella, puedes venderla o regalarla. Seguro hay alguien por ahí a la que hará feliz y amará usarla en sus looks.

5. Analiza tu clóset

Todas tenemos un armario lleno de “no tengo nada que ponerme» (niégalo, jaja) pero no es así. Te aseguro que dentro encontrarás varias joyitas de las que seguro ya ni te acordabas.

Reciclado

Statement denim jacket por Yo curvilínea

Creo que este es mi tema favorito y el que más me emociona. Todos aprendimos algo nuevo en esta interminable cuarentena: Algunos aprendieron un nuevo idioma, otros aprendieron a cocinar, y bueno… Pues yo aprendí a rediseñar prendas, un proyecto que llevaba mucho tiempo posponiendo y que me hacía mucha ilusión.

En realidad, el customizar ropa es algo que hice mucho de adolescente, siempre fui la niña artística que amaba cantar, pintar y hacer manualidades… Así que aplicar mi arte a la ropa fue algo natural.

Sólo que, en ese entonces, lo hacía para imprimirle mi sello a las prendas; hoy, la intención va más allá.

En lugar de tirar a la basura esos jeans manchados o la blusa que compraste y nunca usaste porque no se te veía “como al maniquí”, puedes reinventarlas y darles una imagen totalmente nueva, mejorada y, lo mejor, TUYA.

Aunque por años reciclé ropa de manera amateur, en esta ocasión, estoy tratando de hacerlo más profesional: He tomado cursos de bordado, pintura y costura para poder hacer verdaderas obras de arte para vestir… ¡Y de ropa que ya iba de salida!

¿Lo mejor? ¡Van a estar a la venta en la tienda de Yo curvilínea!

¿Quieres aprender a reciclar ropa como yo? ¡Checa estos 5 consejos!

1.Agrega nuevos elementos

Puedes darle un giro totalmente nuevo a algunas prendas con elementos tan básicos y sencillos de colocar como parches, perlas, dijes y estoperoles.

2. Reinventa siluetas

Si tienes aún prendas de cuando eras una gorda que se vestía con ropa aseñorada para “disimular la pancita”, ¡no la tires! Busca un buen tutorial en YouTube y transforma esa blusa en un croptop o, si te sientes más segura, atrévete a darle una forma completamente nueva.

3. Descubre nuevos usos

Puedes desde convertir un par de jeans en una falda hasta volver un vestido aburrido en un set de dos piezas súper trendy y a la moda.

4. Accesorízate 

Si  encuentras prendas cuyo estado ya no permite personalizarlas, puedes utilizar su tela para hacer bolsas, accesorios y hasta cinturones, ¡no pongas límites a tu creatividad!

5. Ve más allá de la ropa

Aprovecha cualquier material o tela que tengas en casa, ¡no tiene que volverse ropa! Puedes hacer cojines, cobijas, decoración para la casa y ¿por qué no? Hasta peluches.

Ropa de segunda mano

Hace poco, compartí en mi cuenta de Instagram un enterizo que amé. Era de una tela estampada en color azul y estaba lleno de volantes y… A la mayoría no les gustó, jaja. 

Muchas criticaron la silueta y otras más me dijeron que se veía viejo. Y, ¿qué crees? Lo viejo está en tendencia (aunque en términos de moda es mejor conocido como “vintage” o “preloved”). Y en esta categoría puedes encontrar, incluso, piezas de las más grandes casas de diseño.

Y no hablo de prendas que compras en las tiendas de moda que parecen viejas y tienen toques de otras épocas; hablo de lo verdaderamente viejo.

En términos de sustentabilidad, usar ropa usada o de segunda mano siempre será considerado una excelente opción para disminuir nuestra huella ecológica… Y es que las tiendas de segunda mano han existido desde hace muchos años, pero en la actualidad han cobrado más fuerza.

Hoy, gracias a la tecnología, este comercio ha evolucionado y lo podemos encontrar en lugares virtuales como el Marketplace de Facebook, Mercado Libre o aplicaciones especializadas como GoTrendier (que, por cierto, amo). 

Si vas a lanzarte a la aventura con piezas preloved, considera estos 5 tips:

1.Prueba antes de comprar

Definitivamente, si tienes la posibilidad de probarte la prenda antes de adquirirla, hazlo. Años y años de experiencia me han demostrado que la ropa se ve diferente en el maniquí, en foto e incluso en otras personas. 

2. Revisa cada detalle

Si hay un problema que se podría presentar al adquirir ropa de segunda mano es que estuviera en mal estado. Revisa con mucho cuidado cada detalle: Si le faltan botones, si está rota, si tiene manchas que no puedan salir con una buena lavada o visita a la tintorería, etcétera. Así evitarás arrepentirte de tus compras más tarde.

3. Fija un presupuesto

No quieres volverte loca en la tienda y terminar comprando todo lo que ves (hay tan buenos precios, que pasa casi siempre). Compra inteligentemente y ponte prendas meta; por ejemplo, determina si lo que estás buscando es un vestido, unos jeans o un blazer.

4. Lavar antes de usar

Considerando que la ropa tuvo un propietario anterior y que no sabes cuánto tiempo ni en qué condiciones estuvo almacenada, lo mejor es lavarla y plancharla perfectamente bien antes de usarla para evitar cualquier problema de higiene personal.

5. No le tengas miedo a la ropa de segunda mano

No te avergüences ni tengas miedo de vivir esta experiencia. La ropa de segunda mano está llena de estigmas y leyendas urbanas que le pasaron a la amiga de una amiga de una tía lejana. Lo cierto es que hoy es cada vez más común recurrir a estas tiendas y te sorprenderá la cantidad de maravillas que ahí se esconden.

Es muy importante que, si vas a recurrir a alguna de estas alternativas de la moda, no sólo te conformes con llevar a cabo tus acciones… Pasa la voz. Poco a poco y paso a paso, podemos cambiar el destino del mundo.

ropa second hand

Espero que estos tips e información te haya gustado y, sobre todo, que te ayude a dar un equilibrio a tu vida y la forma en que convives con el medio ambiente. También espero que lo lleves a la práctica y te ahorres muchos pesitos pues la moda sustentable no sólo favorece al planeta sino también a nuestra cartera

¡Besos, mi chula! Gracias por leerme.

Te amito,

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *