¿Seguir la tendencia o vestir según tu personalidad? He ahí el dilema. Descubre porqué he decidido mi estilo personal sobre las tendencias de moda.

Si me conoces desde hace tiempo, sabrás que soy una fanática de la moda desde adolescente. Crecí devorando revistas como Glamour y Vogue y soy fiel seguidora de personajes como Blair Waldorf y Carrie Bradshaw.

Por supuesto que, hasta antes de mis 30, sólo me conformaba con admirar a las fashionistas y jamás creí que algún día yo me atrevería a usar la ropa que uso actualmente.

Pero empecemos por el principio: Cuando empecé Yo curvilínea, compraba toda la ropa que mi bolsillo me permitía pues mi intención era inspirar a través de la moda a todas aquellas mujeres que, como yo, deseaban verse súper chic sin tener que bajar 30 kilos.

¿Fue difícil? Por supuesto. Hace 5 años era prácticamente imposible encontrar piezas lindas en tallas grandes. En el 2015, sólo habían dos caminos: Forever 21 o comprar online en tiendas fuera de México.

Por mucho tiempo, tuve que crear looks con lo que había: Me tocó intervenir prendas y truquearlas un poco (con pincitas o amarres) para que no lucieran taaaan aseñoradas.

Incluso, tuve mandar a hacer prendas específicas a la medida como mi saco de cambaya o hacerlas yo misma con tutoriales de Pinterest y Youtube como mi falda de tul.

Poco a poco, vi cómo fue avanzando el segmento plus en México; las tiendas se fueron convenciendo que debían ser inclusivas y que tenían que mejorar su oferta para las curvilíneas.

Actualmente, nada es lo que era en ese entonces. Cada vez hay más marcas que se suman a este nuevo formato en el que los cuerpos delgados ya no son los únicos considerados. ¡Y está increíble!

Si no me crees checa mi guía de tienda curvy en México y mira todas las opciones que tenemos.

Pero regreso a mi historia: Entre más opciones de tiendas encontraba, más ropa compraba… Hasta hace un año y medio que me quedé sin trabajo y tuve que ajustarme y dejar de comprar como lo hacía.

En ese mismo momento, yo empezaba a indagar más y más sobre moda y estilo para profesionalizar mis textos y no hablar sin fundamentos (me he vuelto una experta en el tema, luego de hooooras de investigación y experimentando en mi persona, ¿que no es la experiencia lo que más importa?).

Luego de todo lo aprendido, me di cuenta que lucir bien va más allá de tener un clóset lleno de ropa. 

Moda vs. Estilo: ¿Cuál elegir a la hora de vestir?

¿Qué pasa cuando tienes el armario repleto con de ropa que no utilizas? Ya sea que la hayas usado una sola vez o que la hayas comprado y al probártela no te haya convencido, prenda que no utilizas es una prenda sin sentido.

¿Por qué? Porque perdiste dinero al invertir en ella, ocupa espacio que bien podrías aprovechar para algo más y, lo más importante: No te hace feliz (sí, muy a lo Mary Kondo, jajaja).

¡Ni hablemos de la huella ecológica que deja el adquirirla! (Si eres ambientalista, sabes de lo que hablo…¡Viva la moda consciente y ecológica!).

Entonces… ¿Qué es mejor? ¿Vestir a la moda o en tu estilo?

Para empezar, me gustaría aclarar un punto que siempre me escriben: Eso de “es que tú tienes estilo” es un gran error pues TODAS TENEMOS UN ESTILO… Vestir “cool” o “a la moda” es otra cosa.

Definitivamente, no hay mayor alegría que comprar ese vestido dorado con transparencias y lentejuelas… Punto para la moda… Pero, ¿realmente va contigo? ¿Cuántas veces lo usarás en realidad? ¿Es tu estilo o sólo lo quieres porque lo ves en todos lados?

En efecto, no hay uno mejor que otro, simplemente se complementan…Van de la mano, pues.

Pero, con los años que llevo creando contenido sobre moda curvy, me he dado cuenta que luego de perseguir tendencias temporada tras temporada para lucir siempre chic, llega el momento en el que te inclinas por vestir según tu estilo, por ponerle tu sello a las modas.

Descubrir, conocer y desarrollar tu estilo personal te permitirá tener muchas ventajas:

  • Expresar quién eres a través de tus prendas.
  • Dejar de preocuparte por estar (o no estar) en tendencia.
  • Optimizar el presupuesto que gastas en ropa… ¡E incluso ahorrar!
  • Contaminar menos.
  • Darle buen uso y aprovechar al máximo a todas y cada una de las piezas que adquieres y que tienes en tu clóset.
  • Sentirte siempre cómoda con lo que te pongas.

¿No tienes idea de cuál es tu estilo o sabes cuál es pero no sabes cómo sacarle provecho?

Puedes descargar mi Guía de Estilo Curvy para encontrarlo y aprender todo de él.

Si crees que un e-book no es suficiente para aprender a vestir tus curvas en tu estilo y destacar lo mejor de ti, te invito a mi Workshop Mi Estilo Curvy que está ya a la vuelta de la esquina.

¿Qué es lo que aprenderás en estas 7 horas de taller?

  • Autopercepción y Autoestima
  • Lenguaje no verbal
  • Los 7 estilos en la imagen personal
  • Definir tu propio estilo
  • Siluetas curvy
  • Qué, cómo y dónde comprar moda curvy
  • Aumentar el autoestima a través de la moda
  • y muuuucho más…

Checa la información completa aquí.

Finalmente, te invito a reflexionar sobre el tema. Piensa que, para nosotras las curvy, la ropa tiene una función más allá que sólo el vestir el cuerpo.

Usar la ropa que te gusta puede ayudarte a impulsar tu autoestima y a sentirte mejor contigo misma. Y no, no se trata de usar “lo que te estiliza” la silueta sino lo que potencia lo mejor de ti… ¡Imprime tu sello en todo lo que usas!

¿Te gustó este post? ¿Qué eliges de la lucha moda vs. estilo? ¿Por qué? No olvides dejar tus comentarios abajo. ¡Me encanta leerte y conocer tu punto de vista!

Te mando besos y abrazos… ¡Recuerda siempre que te amito!

Comenta este post:

You May Also Like