Para muchos soy una gorda no tan gorda… Pero eso depende de quien lo diga y de cuál sea su punto de comparación. Te cuento mi sentir en este post.

“Pero si tú ni estás tan gorda”, “¿mides 1.70? Entonces estás delgada” y “pero a ti todo se te ve bien” son sólo alguna de las frases que siempre me dicen por ser una bloguera gorda no tan gorda.

Y debo admitirlo… ¡Me encabrona! Jajaja. Y es que el que al ser una mujer que siempre se sintió fuera de lugar por no ser delgada,  cuando me dicen algo así, siento como si tampoco encajara de este lado. 

No dudo que muchas personas me lo hayan dicho como halago pero yo no lo siento así. Y es que, como lo he mencionado en otras ocasiones, para mí “estás más delgada” no es un cumplido (así como “estás más gordita” tampoco lo siento insulto).

Como alguna vez lo escribí por acá, “ni gorda ni curvy, simplemente mujer“. Creo que como mujeres debemos aprender a  ser empáticas con otras mujeres y dejar de señalar lo que somos y lo que no…  Pues resulta bastante incómodo… Y porque una bien sabe “lo que trae puesto”.

Y me parece que también debemos dejar atrás el “bajaste de peso” como una forma de halagar a otra mujer. Decir “¡qué bien te ves!” es mucho mejor que “¡qué flaca estás!”… Porque una se puede ver bien delgada o gorda.

“La guapura, como todo, viene en diferentes tamaños, colores y sabores”. Arhe Molina

Foto: @curvybloggersmx por Cess Garibay

Sí, soy una mujer XL. Soy la flaca de las gordas. Soy la gorda que tiene una silueta favorecedora según algunos.  Pero a mis ojos, a los de la sociedad y a los de la industria contra la que lucho (la de la moda) soy enorme aún en mi talla 36. 

Si alguna vez te dijeron algo como esto, quiero decirte que:

  • No estás sola.
  • No estás mal.
  • Que aquí sí hay lugar para ti.
  • En este espacio nunca te voy a discriminar porque no seas lo suficientemente delgada, y mucho menos, porque no seas lo suficientemente gorda.
  • Que eres hermosa seas del tamaño que seas y sea cual sea la talla de tus jeans.

Si alguna vez dijiste algo como esto, te digo que:

  • Lo que haces, es lo mismo te hacen a ti. Se llama DISCRIMINACIÓN.
  • Una mujer no necesita ser completamente redondita o tener 50 kilos encima para sentirse fuera de los estándares de belleza.
  • Todas las mujeres que estamos en este movimiento compartimos un mismo sentir: Buscamos pertenecer a un lugar… Justo igual que tú.
  • Hemos sufrido lo mismo que tú… Aún con kilos y tallas menos.
  • No se trata de ser más o ser menos. Se trata de fraternizar y apoyarnos no como curvilíneas,  SINO COMO MUJERES que buscan aceptarse tal como son. 

Dejemos de juzgar y empecemos a apoyarnos unas a otras aún con nuestras diferencias. Eso es lo que se ocupa para crecer como personas y como género.

Te quiero mucho, curvilínea bella. Te mando besos,

 


¡Descubre dónde compro mi ropa!

RECIBE DE REGALO MI GUÍA PERSONAL "Las mejores tiendas para comprar ropa plus size en México" al suscribirte a mi newsletter semanal.

Yo curvilínea te informa que los datos personales que proporciones en este formulario serán tratados por Arheli Ivonnet Molina Pérez como responsable de esta web. En Yo curvilínea, tus datos serán utilizados para gestionar el alta a esta suscripción y el envío de boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos y/o servicios propios y de terceros afiliados. Con el fin de mantener nuestra comunicación vía email es importante que aceptes expresamente la incorporación de tus datos en mi lista de contactos. Los datos proporcionados estarán alojados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing (Politica de privacidad de Mailchimp). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando una solicitud a info@yocurvilinea.com.mx, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información detallada en Protección de Datos y Política de privacidad.

Comenta este post:

You May Also Like