A la sociedad le encanta etiquetar: Si no eres bonita, eres fea. Si no eres delgada, eres gorda… Hay quienes discuten sobre el término “curvy”… Aquí te dejo mi reflexión sobre el tema: ¿Qué es curvy?

El día de hoy no hay fotos ni looks. El día de hoy quiero hablarte de algo que me parece importante destacar: El objetivo de la llamada “revolución curvy”… Para empezar, ¿qué es curvy?

Luego de preguntar a amigos y amigas, de escuchar miles de opiniones y leer muchísimas notas al respecto, puedo decir que para mí una mujer curvy es aquella que tiene carnita de más sin dejar de preocuparse por su salud y apariencia y, sobre todo, que está orgullosa de todas y cada una de sus curvas.

Y me parece importante empezar con mi definición por aquello de que todas las que andamos en este mundo promovemos la obesidad… Dudo mucho que alguien que vea a Tess Munster piense “Wow! ¡Quiero ser tan grande como ella! ¡Voy a subirle a los gansitos!”, ¿o creen que alguien lo haría? A mi parecer, es una total tontería.

Tess Munster
Modelo: Tess Holliday (mejor conocida como Tess Munster) / Fuente: tessholliday.com

Si a lo anterior le agregamos que las modelos plus size tienen los mismos cuidados que una modelo regular… ¡Claro! Hacen ejercicio y controlan su alimentación… Aunque de una manera sana, no comiendo una manzana y un café al día.

Modelo: Karlie Kloss

Al final, creo que las imágenes de arriba describen la situación mejor que mis palabras. ¿Flaca? ¿Gorda? O peor… ¿”Normal”? ¿Qué es una mujer normal? Tal vez “promedio”, pero jamás “normal”… O mucho mejor, simplemente “MUJER”.

La nueva tendencia pro curvas es sólo un movimiento que busca promover la autoaceptación y el amor propio. Nuestro cuerpo es nuestro templo, nuestra casa, es por ello que hay que cuidarlo, procurarlo y amarlo, independientemente de su forma.

Toda mujer tiene derecho a saberse y sentirse bella, sexy y guapa (¡Ojo, marcas de moda! ¡Esto va para ustedes!). Toda mujer tiene derecho a vestir como le dé la gana si eso la hace sentir cómoda y feliz. Toda mujer tiene derecho a ir libre por la vida si ser prejuzgada (no todas las mujeres redondas comen todo el día, así como no todas las flacas se cuidan y ejercitan).

“Marina ama su vestido rayado pero las revistas de moda dicen que las rayas horizontales no le quedan a su tipo de cuerpo. No te preocupes por las revistas, Marina. Vístete como quieras y siéntete cómoda con tu cuerpo”. Fuente: Pinterest.com

Dejemos al lado las etiquetas, por favor. Y este mensaje va principalmente a las mujeres NO curvilíneas: Chicas, lejos del peso, la talla o la forma, no hay mujer que sea 100% feliz con su cuerpo y esto se debe, en su mayoría, a los estereotipos de belleza impuestos por los medios, las marcas, la moda… No tienen que ser de talla grande para entender la causa pues va más allá de esto. Se trata de gritar al mundo que todas somos diferentes y no por eso menos bellas.

Y tú, ¿qué piensas? Para ti ¿qué es curvy?

Gracias por leerme.

Besos,

You May Also Like

6 comments

Reply

La falta de identidad femenina en la sociedad a degradado contundente mente a la mujer.. bien por esta en lucha del verdadero feminismo… por la libertar de ser uno mismo..

Reply

Es que las etiquetas son terribles. Tanto como el tener que adecuarnos a alguna de ellas para poder sentirnos parte de… Para encajar en algún lado. No hay como ser tú, con lo bueno y lo malo. Que otros te acepten es lo de menos… La cosa es aceptarse uno para que no afecte lo que dicen los demás 🙂 Gracias por comentar, Iran. ¡Un abrazo! 😀

Reply

esta bien q te aceptes a ti misma sin importar tu tipo de cuerpo,sin embargo muchas lo usan como un medio para justificar su sobrepeso. Para mi es mejor tener un cuerpo nutrido. Comer frutas y verduras tomar agua dejar la comida chatarra y los refrescos. Son cosas q destruyen nuestro cuerpo, ser sana vale mas q ser delgado o ser curvy

Reply

Creo que aquí la cosa está en el prejuicio. Si bien hay mujeres que tienen sobrepeso o, incluso, obesidad por no cuidarse; hay muchas otras que lo están por otras enfermedades físicas o psicológicas y ahí es dónde está el verdadero problema. En nada ayuda a una mujer en esa situación que le digan que está gorda/fea/descuidada o lo que debe o no comer… Lejos de ayudarle, la hundes más. Claro que es importante comer como se debe y, no sólo eso, también moverse y ejercitarse, pero JAMÁS hay que generalizar. TODAS SOMOS DIFERENTES y no todas las gordas estamos gordas porque no nos cuidamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *