Por Isabel Rojo

Mi experiencia con el bariatra: Fui gorda la mayor parte de mi juventud y a mis 32 años y pasé de la talla 14 a la 4. Descubre mi testimonio leyendo este post.

Tengo 32 años y pasé de la talla 14 a la talla 4, aunque todavía me considero “gordibuena” pues he querido respetar la naturaleza de mi cuerpo.

Estoy a favor de la aceptación del Ser, creo firmemente en que lo esencial del ser humano está en la luz que irradia de su interior y el impacto que podemos dejar en el mundo. Creo en el empoderamiento de los cuerpos curvy pero me niego a la resignación.

Creo en el cambio y en exteriorizar la mejor versión de nosotras mismas. Es por esto que ante la oportunidad de contarles mi experiencia he tomado un lápiz y una hoja para contarle a aquellas que como yo sientan la necesidad de pulir la roca y convertirla en diamante, cómo hacer uso de las herramientas que hoy día están a nuestro alcance.

Mi experiencia con el bariatra

Sobre la bariatría

Lo más importante ahora es explicarte en qué consiste, que tengas la certeza que estás por adentrarte en un ambiente seguro para tu salud, que es la principal fuente de tu belleza.

La bariatría es una rama de la medicina que se encarga de tratar y prevenir la obesidad… Y en este punto, seguramente te preguntarás: ¿Cuál es la diferencia entre un bariatra y un nutriólogo? Y yo puedo explicarte.

Verás, la primera es el grado académico pues los bariatras son Médicos generales con una especialidad en bariatría, es decir primero estudian medicina y posteriormente un posgrado especial para tratar la obesidad, mientras los nutriólogos únicamente cursan 4 años para graduarse como licenciados en nutrición. Y a pesar que ambos son importantes para el cuidado de la salud, no, no son lo mismo.

La segunda, muy importante, es la práctica. Los bariatras están no sólo facultados sino obligados a revisar exhaustivamente a un paciente como en una enfermedad, sí… La obesidad es una enfermedad.

Checa también: ¿Tengo diabetes? Enfermedades de las gorditas (y cómo detectarlas)

El bariatra realiza un análisis físico completo para posteriormente ayudarnos a estar en nuestro peso ideal.

Mi experiencia con un bariatra

bariatra

Llegué ansiosa por iniciar el tratamiento, después de ver el impresionante cambio de una amiga en poco tiempo. No se trata de un procedimiento mágico, se trata de constancia y disciplina. Si es lo tuyo, ¡estás del otro lado!

En la primera cita, me evaluaron. Fue importante que previamente me realizara algunos estudios solicitados por el médico bariatra tratante. Confirmada mi salud, pese a la obesidad con que llegué a consulta, dimos inicio al tratamiento.

Llené un formulario con mis datos, incluso mis preferencias alimenticias. Ahí anoté lo que ni en broma comería: Aceitunas. Este tratamiento es amistoso.

Posteriormente, ya en consulta, el médico bariatra te hace distintas preguntas incluyendo tu estilo de vida ya que no tenemos iguales circunstancias si somos amas de casa o profesionistas con tiempo limitado para preparar un menú.  ¡Lo importante es que hay opciones para todas!

Ahora viene lo bueno: pesarnos. >_<  Y tomar nuestras medidas: Contorno de busto, cintura, cadera…brazos… muslos. Se quedan documentados en tu menú de alimentos y se actualizan comparativamente en cada nueva visita.

Foto de i yunmai en Unsplash

Hecho lo anterior, el bariatra identifica lo que considera será el mejor plan alimenticio para ti, según tus hábitos, tus horarios… Y tu complexión.

Esto es bien importante, porque existe siempre el respeto por tu estructura, por tu cuerpo. De ningún modo te pondrá metas imposibles de lograr.

Te puede interesar: ¿Comes por hambre o por ansiedad? Cómo identificarlo y tips para controlarlo

Una vez teniendo los datos anteriores, podemos tener el diseño de nuestro menú de siete días.

Además del plan de alimentación, está la suplementación; lo cual consiste en la inclusión de vitaminas o minerales para evitar descompensar el organismo, porque al diseñar el menú habrá varios alimentos que no debas comer.

En mi caso, la mayoría de las veces tengo limitado el consumo de vegetales como zanahorias, chícharos, papas… Así como de azucares y carbohidratos. La energía que mi cuerpo consumirá va ser obtenida transformando la grasa que tengo acumulada, de ahí la efectividad del plan.

Con la indicación de los suplementos que en el mismo consultorio te administran, se encuentra una explicación de lo que cada uno de ellos hará por ti. ¡Ojo! No se trata de medicamentos, son suplementos alimenticios que ayudarán a equilibrar los nutrientes que tu organismo necesita.

Olvídate con este tratamiento del conteo de calorías. Te van a acelerar el metabolismo para quemar energía que se obtendrá de la grasa en tu cuerpo vigilando siempre tu salud.

No quiero emocionarte ya que no todas las dietas serán iguales, pero te platicare de la mía:

Llegué con casi 30 kilos de más: Mido 1.65 y pesaba casi 90 kilos. Mi primera dieta cambio mi metabolismo a base de proteínas obtenidas del consumo de carne roja y blanca en consumo libre, sin límite en la cantidad; lo que me resultó genial porque jamás pasé hambre.

Foto de Eugene en Unsplash

Cuando una dieta se basa en solo agua y lechuga es muy común que la abandonemos.

Les habrá pasado. En este tratamiento es únicamente cuestión de constancia y disciplina… Hay opciones.

Yo trabajo, pocas veces cocino debido a mis horarios, pero en cuestión de carne… Me compro unos tacos y no como la tortilla, sólo la carne.

Así de amistoso es el proceso… Mucha agua y, si te lo recomienda el médico, ejercicio.

Checa mi serie de videos de ejercicios para mujeres principiantes y con kilitos de más… ¡Rutinas que sí podrás hacer sin frustrarte ni lastimarte!

¿Y sabes qué es lo mejor? Los resultados. Tu cuerpo va perdiendo grasa y tu piel se va pegando al músculo por lo que quedas “comprimida”, cero ‘aguadencias’.

En mi caso, llegué a perder 4 kilos en una semana, sin más que sólo alimentación. Puedo presumir con cierta vanidad que mi cuerpo a pesar del drástico cambio de figura, no tiene estrías ni piel “sobrante”. 

Poco a poco vas aprendiendo a comer, según avanzas se hace un plan de mantenimiento y una vez que te acostumbras, no extrañarás las chucherías para comer.

El diseño de tu plan que te dé el bariatra dependerá de tu evaluación particular, podría no ser parecido al de nadie, es absolutamente personalizado.

Una vez que notas resultados, no querrás detener tu proceso. Crece tu autoestima, crece tu seguridad. No es que la mujer dependa de su exterior para reflejarlo, pero somos mujeres y amén de la aceptación está la vanidad femenina.

Como testimonio del plan que les cuento, están mis fotos casi 30 kilos después.

Mi experiencia con el bariatra

Hoy continúo en el proyecto de convertirme en mi mejor versión, con el compromiso de cuidar mi salud y compartir mi experiencia con quienes como yo han estado librando durante mucho tiempo una batalla contra el sobrepeso y la obesidad.

Existen alternativas posteriores para cuidarnos y mantener cada curva en su lugar. Mi siguiente paso es la cavitación, pero esa será otra historia en otras líneas.

Con cariño,

Isabel Rojo =)

Otros tratamientos bariátricos (y cómo saber si eres apta para ellos)

Aunque sólo funcione para casos específicos, un tratamiento con un bariatra pueden ayudarte a reducir tu peso y recuperar tu salud.

Es una realidad que muchas Curvilíneas están en esa constante lucha de reducir su peso para ganar salud. Como sabes, querida Curvilínea, yo promuevo las curvas, sin embargo, cuando el peso empieza a afectar tu salud es imperativo hacer algo para evitarlo. Es por ello que hoy voy a hablarte de los tratamientos bariátricos.

Los tratamientos bariátricos no son una moda para bajar de peso, sino una de las opciones más seguras para pacientes con alto índice de peso. No son operaciones estéticas que cualquier persona se pueda realizar y hay que tener cuidado con ellas pues una cirugía mal practicada puede generar serios problemas de salud.

Las cirugías bariátricas son procedimientos no estéticos destinados a reducir la obesidad extrema. De esta  manera se reducen los riesgos a la salud que ocasiona, entre ellos los padecimientos cardiovasculares, la hipertensión arterial, la diabetes y los problemas óseo-articulares.

Están destinadas a reducir la cantidad de alimentos que se consume y los nutrientes que se absorbe. Por ello existen diferentes tipos de procedimientos. Entre ellos se encuentran la banda gástrica, el balón intragástrico y la derivación o bypass gástrico.

Se trata de procedimientos que deben ir acompañados además por cambios en el estilo de vida, es decir, modificaciones en la alimentación y dejando atrás la vida sedentaria.

Cada procedimiento debe considerarse de acuerdo a la situación de cada paciente y debe ser realizado por personal calificado en sitios especializados.

041216_yocurvilinea_tratamientos_bariatricos_b

Este tipo de tratamientos está indicado  sólo para pacientes que tienen obesidad mórbida, (más del 35% del índice de Masa Corporal).

Para saber tu IMC sólo tienes que dividir tu estatura en cms. entre tu peso en kg. Así sabrás con exactitud cuál es tu nivel de sobrepeso para empezar a pensar en estos métodos.

Tener 5 o 10 kilos de más es sobrepeso y debe de tratarse con dietas y actividad física para corregirse.

La vida después del proceso con el bariatra

A pesar de estar sometido a un procedimiento bariátrico debe de haber cierta disciplina por parte del paciente. Debe existir una serie de cambios para asegurar la efectividad. Uno de ellos y tal vez el más importante es aprender a comer.

Además, estos procedimientos deben estar acompañados por otros de tipo de tratamientos: psicológico, fisioterapéutico, nutriólogo, de activación física.

No existe cirugía sin riesgo; muchos de los riesgos dependen del tipo de procedimiento, ya que cada uno ofrece sus riesgos y beneficios. Afortunadamente, la cirugía bariátrica es sumamente segura, y en manos expertas la tasa de complicaciones serias es increíblemente baja.

Foto de Derick McKinney en Unsplash

¡Cuidado!

El tema del peso provoca en muchas personas una obsesión, de tal forma que muchas mujeres sobre todo, están dispuestas a hacerse cualquier tipo de tratamiento incluyendo cirugías bariátricas practicadas por charlatanes cuando no lo necesitan, pues sus índices de sobrepeso no llegan a los índices que se requieren para tratamientos de esta índole.

Una cirugía mal realizada por un cirujano charlatán, o hecha sin las atenciones adecuadas a pacientes no aptos, puede ser un tema grave de salud, pues está en riesgo hasta la propia vida.

Con la finalidad de reducir a su mínima expresión los riesgos de secuelas, padecimientos, o incluso la muerte, asociaciones de médicos especialistas en cirugías endoscópicas (como es el caso del balón intragástrico), se han unido para poner a disposición de los pacientes un listado de los especialistas de todo el país certificados para realizar dichas prácticas que se puede encontrar en la página oficial de la AMCE (Asociación Mexicana de Cirugía Endoscópica).

Puntos a considerar para someterse a un tratamiento bariátrico:

1.- La edad. La norma establece que una colocación de cualquier procedimiento bariátrico, ya sea desde los más simples como el balón intragástrico a los más complejos como la cirugía como tal, deben ser personas adultas, mayores de 18 años. Todavía está restringido y no hay una norma que autorice estos procedimientos en menores de edad.

2.- El peso. Recuerden que este tipo de procesos son para considerarse en última instancia, cuando la prevención y los tratamientos recomendados no surtieron los efectos deseados, con un IMC (Índice de Masa Corporal) superior a 35, y un buen estado de salud en general.

3.- Aprobación de un especialista. Todos los pacientes son diferentes al igual que las causas por las que tienen obesidad. Es por ello que debes hacerte un estudio integral con un especialista certificado para determinar o evaluar si eres apto para este tipo de cirugías y procesos.

Las curvas nos hacen bellas siempre y cuando éstas sean saludables. Estos tratamientos son sólo una opción para aquellas personas que ya tienen un problema de salud debido a los kilitos de más aunque siempre la mejor opción será comer equilibrado y ejercitarte regularmente.

Ayúdame comentando y compartiendo si te pareció interesante este post.

Comenta este post:

You May Also Like

5 comments

Reply

Hola, eres de la CDMX? Podrías compartir el contacto de tu especialista por favor? Mil gracias!!

Reply

Aquí el dato: La clínica se llama Be Care Medical Center. El doctor David Montalvo o el doctor Esteban Cifuentes. Esta en Insurgentes Sur frente a la estación de metrobus José María Velasco. El teléfono es 55241010 Y su site http://www.soybecare.com 😉

Reply

Woooo !! Eso es disciplina desgraciadamente muchos se hacen psar por bariatras y solo perjudican tu salud creo yo que hubiera estado bien que pusieras los datos de donde asistes claro si te lo permiten ya que muchas personas buscan doctores pero la desconfianza hacen que no acudan.
Y antes que nada la salud está primero y no hay productos milagrosos solo es cuestión de consistencia y claro un poco de ayuda no cae nada mal

Reply

Definitivamente. Es cosa de querer y buscar ayuda profesional 🙂

Reply

Saludos chicas!
Apenas voy leyendo la pregunta del contacto, los publique únicamente en Facebook, pero Arhe. los ha anotado. El doctor David Montalvo es un médico muy reconocido. Las invito a ver su video en YouTube https://www.youtube.com/watch?v=kYkmDHpcLVk, en este video él mismo explica el proceso de la bariatría.
Ha sido presidente del colegio mexicano de bariatria… el proceso es muy seguro, saludable… sin rebote. Te enseña a ser disciplinado, aparte cuando ves los resultados el único camino es seguirle, queda uno maravillado.

Es LA opción cuando además somos mamás y queremos recuperarnos después del parto, incluso puede tratarte si estas en periodo de lactancia por ejemplo… yo lo hice así. Los pacientes van desde los siete años, es increíble la cantidad de niños pequeños que padecen algún transtorno alimenticio…

Ojalá se animen. El proceso es increíble y los resultados permanentes.
Besos curvys y éxito!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *