“La ropa no me favorece porque estoy gorda” es una de las frases que más escucho de mis seguidoras pero la realidad es que puedes lucir increíble sin importar tu talla. Descubre cómo en este post.

Recuerdo perfectamente cuando, poco después de haber iniciado este blog, me puse un vestido un poco ajustado para salir y mi mamá me dijo: “¿No te parece que te ves muy gordita? Como que el vestido no te favorece”… Yo, ya empoderada, pro curvas y con más seguridad de la que había tenido en toda mi vida, le respondí: “Ma, no me veo; ¡estoy  gorda!”.

NOTA IMPORTANTE: Para empezar y antes de que alguna se sienta ofendida, quiero decirte que “gorda” no es un insulto y que la palabra deja de tener peso cuando tú dejas de dárselo… Y que cuando la asumes como tal, ya nadie puede usarla en tu contra.

En fin, volviendo al tema principal, quiero que sepas, primero que nada, es que el verte bien o no, nada tiene nada que ver con la forma de tu cuerpo. Quiero que te saques la idea de que hay prendas “para flacas” y que nosotras las frondosas debemos conformarnos con un vestido enorme con tela de cortina de la abuela.

Las cosas han cambiado y, aunque entiendo que cambiar las ideas de toda una vida es difícil, también sé que no es imposible. Se requiere tiempo y buena voluntad para cambiar la percepción que tienes de ti misma. Eso es un hecho, pero ¿no te gustaría sentirte guapa en tu propia piel?

¿CÓMO DAR EL PRIMER PASO PARA EMPEZAR A USAR LA ROPA QUE ME GUSTA?

  1. Entender que tu cuerpo está bien y no tienes que cambiarlo para lucir increíble.
  2. Asumir tu talla y sacar del armario todas esas prendas que tienes para “cuando adelgaces” (no digas que no, TOOOODAS tenemos una, ¿o no?)
  3. Reconocer tu silueta y tu estilo personal.
  4. Salir de la zona de confort y soltar los jeans con camiseta y tenis (claro, si ahí estás por miedo y no por estilo).
  5. Empezar a jugar con la ropa que sí te gusta y que siempre has querido usar.

A continuación, encontrarás las herramientas para desarrollar cada uno de los puntos anteriores, ejercicios y mucha inspiración… ¡Sigue leyendo y descubre cómo lograrlo!

Este post es parte del contenido exclusivo de Mi Estilo Curvy.

Para ver el video y leer el contenido completo, accede a tu cuenta. Si aún no estás registrada, puedes hacerlo aquí.

You May Also Like